¿No os ha pasado alguna vez que una de vuestras películas favoritas de la infancia han tenido una recepción y mala crítica horrible? Pues a mí sí y con un puñao de pelis. Pero alomejor os mola lo que viene a continuación. Yo crecí viendo…

MR. MAGOO

 39147518

Leslie Nielsen probablemente es conocido por sus apariciones en películas de humor absurdo, sobretodo gracias a los ZAZ (Jimmy Zucker, Jim Abrahams y David Zucker).

Pero con Mr. Magoo el pobre hombre no tuvo el éxito esperado. La película convierte en carne y hueso al personaje animado de la United Productions of America, pero la recepción del público fue tan escasa que a las dos semanas ya estaba en VHS.

 Bueno pues yo tenía ese VHS, y lo quería mucho, ¿vale? Lo cuidé con amor hasta que uno de mis perros se lo comió. Se comió esa y la de 101 Dálmatas. Nunca se lo perdoné.

 Total, que aunque la historia no es una pasada de la vida, me mola mucho y me rio siempre. Porque me encantaría que Quincy Jones fuese mi abuelo y que me dejase conducir el Berenjenamóvil.

 Lo cierto es que la historia tiene momentos muy buenos. Por ejemplo cuando Magoo se hace pasar por El Piraña Ortega Perú. Perú… ¿es Magoo? Magoo, el Piraña.

 Después de todo no creo que sea la única a la que le mole esta peli. Tengo ganas de volver a verla.

 

Frase estelar: Exacto, nunca viajo a ningún sitio. Así que cuando viajo a algún sitio la gente no cree que esté en ese sitio, cuando en realidad estoy allí.

eVtaGu4gpyh4ivf2HL1KyTIQs7m