Cuando termino de ver  una película de artes marciales se me va un poco la olla. Y si la he visto sola pues más, porque me pongo a dar patadas, a chillar a lo Bruce Lee y a subirme por las paredes (en realidad me subo a una silla como mucho, pero bueno). Mis brazos se convierten en garras de tigre y mis piernas en paticas de gacela.

Por otra parte, siento especial debilidad por los protagonistas femeninos en cualquier aventura. Mujeres duras tipo Lara Croft, Alice Abernathy, Catwoman o Cherry Darling. Así que por eso he escogido esta película en particular. Here we go!

 

COME DRINK WITH ME

ComeDrinkWithMe+1966-56-b

Cheng Pei-Pei: la Reina de las Espadas. La mujer de mis sueños marciales. Esta película fue la que la catapultó a la fama exploitation. Lo cierto es que esta película es del sub género wuxia: héroes de las artes marciales. O en este caso heroína.

La trama nos muestra el secuestro del hijo de un general con cara de Grumpy Cat. Los bandidos quieren intercambiarlo por su líder. Y ahí aparece Golden Swallow, otra descendiente del general, que es enviada a rescatar a su hermano. Además tiene una especie de hado madrino al que personalmente considero muy atractivo.

Lo mejor es ver cómo Golden Swallow puede luchar contra cincuenta hombres con un abanico. ¡Qué talento! Yo me empiezo a abanicar y a los dos minutos estoy cansada. Yamedirástú.

Los desmayos de la prota también son muy realistas, igual que su manera de girarse hacia cámara con un zoom in tan propio del cine chino de los años 60.

Pero si hay algo que realmente me gusta y me apasiona de esta obra maestra son los peinados que le ponen a la Pei-Pei para enfrentarse a un ejército de chinos locos. No se despeina ni un poquito. Eso es un don. Un don.

Si la veis, acordaros de mí en el momento “intento parar un gas tóxico con la mano porque soy tu antiguo alumno y he aprendido de ti”. Feliz viernes.

A8589576-34 comedrinkwithme02 shawbrothers8 swallow