A ver, que no solo he crecido de los cinco a los diez años. Cuando era un poco más mayorcita también comencé a ver películas que me marcaron y crecí con ellas. Siento predilección por los musicales, así que os aviso que la peli de hoy es musical. Si no os gusta os aguantais y seguís leyendo. Yo crecí viendo…

 

DREAMGIRLS

Dreamgirls

Beyoncé, Beyoncé, Beyoncé. ¡Qué mujer! ¡Olé! ¡Divina! ¡Fantástica! ¡Diva! Sí, tengo cierta obsesión con la Queen Bey. Y personalmente esta es su mejor película. No es que no me guste Foxxy Cleopatra, pero el personaje de Deena Jones quita el hipo.

Y aunque es sensacional, es Jennifer Hudson la gran estrella de este musical. Esa voz, este estilo de negra del Bronx son capaces de hacerle sombra a la Knowles. Pero lo cierto es que todo el reparto es para quitarse el sombrero. Jamie Foxx y Eddie Murphy son dos grandes que compiten en la pantalla por asombrarnos y cautivarnos. Ambos lo consiguen.

Fui a ver Dreamgirls a un cine que ya no existe. Contaba con doce años de edad y en la sala solo estábamos mis padres y yo. Yo no lo entendía ni lo sigo entendiendo. ¿Pero no os dais cuenta de que es Beyoncé? Ignorantes. A medida que la peli avanzaba y las canciones iban saliendo, me daba la sensación de haberlas escuchado antes. Todas son fantásticas y me alegro de que la banda sonora ganase un Oscar. Mi canción favorita es Steppin’ to the bad side, una gran alegoría a lo que estaba sucediendo en realidad en la película.

El tema de la opresión a la raza negra te lo muestran de una forma tan sutil pero tan realista que sufres junto a los personajes. Tiempo después conseguí tener la peli grabada en dvd. El problema era que las canciones no estaban subtituladas con lo que no entendía ni papa. Solo entendía lo que recordaba en el cine. Y de eso habían pasado ya al menos unos meses. Vi la peli desde ese dvd durante años. Hace poco me compré la edición especial para coleccionistas y por fin puedo verla como yo quiera. Soy feliz.

Así que ya véis, una peli más con la que crecí y sigo creciendo. Siempre que la veo canto todas las canciones y me emociono de la misma manera. ¡Vivan los musicales y su forma de hacernos conmover!

 

Frase estelar: Entonces quíteme sus casadas manos de encima.

dreamgirls10