He tenido la oportunidad de ver ya Pieles de Eduardo Casanova, una película que ya llevo mucho tiempo escuchando hablar de ella.

A parte de tener una estética muy cuidada, todo muy plástico y de color de rosa, es una forma de ofrecernos las diferentes deformidades con un envoltorio bonito. No es una película de solo estética, hablamos de una película que muestra la diferencia, los traumas y los miedos a la sociedad a pensar o ser diferentes. Una oda al el físico no es importante y no hay que fijarse en las apariencias.

La película está dividida en diferentes historias que se van entrelazando, dando mayor relevancia a la historia de Ana Polvorosa (la chica del tracto digestivo invertido) donde nos ponen en punto de partida del corto anterior de Eduardo Casanova Eat my shit, toda esa escatología queda relegada a un segundo plano, siendo el film mucho menos explícito que su corto, pero mucho más potente a lo que depara a los personajes, conocemos a la camarera Itziar Castro, que se merece un goya a actriz revelación, aunque tenga muchos papeles a su espalda, dando un ternura a un personaje que a priori cae mal nada más empezar, pero que luego te enamora.

Macarena Gómez hace un papel muy complicado, de la chica sin ojos, además de quitarle la mejor virtud de su actriz.

El reparto coral está muy logrado, además con muchas escenas de desnudos no típicos de la industria del cine, ya que en el primer minuto vemos una señora ya mayorcita, haciendo un completo. Con una de las historias más potentes a nivel de hacértelo muy complicado para empatizar con un personaje así. Pero no haré spoilers.

Es una buena ópera prima, que seguro que ha tenido un censor o autocensor muy firme en algunos momentos para no pasarse por mucho de lo políticamente correcto, ya que es complicado adaptar el imaginario de Casanova en una película que pueda gustar al público mayoritario.

Y para poner una puntuación que gusta tanto a los críticos, mi nota es de 7/10.