Love trata sobre la relación entre Mickey, una adicta al alcohol con serios problemas para poner orden a su vida y Gus, el típico nerd buenazo al que todo el mundo ningunea. Aprovechando que recientemente Netflix ha estrenado la segunda temporada voy a daros 5 buenas razones para que le deis una oportunidad a esta comedia sobre las relaciones sentimentales actuales.

Resultado de imagen de love netflix

Porque no es la típica historia de amor

Aunque su título pueda inducir a erróneas conclusiones, Love no es ninguna serie romántica empalagosa. Es una serie que intenta dar un enfoque más natural y realista a lo que son las relaciones en la actualidad, mezclando de por medio las redes sociales y formas de comunicación actuales. Una relación que refleja las típicas inseguridades y miedos que tenemos en la actualidad cuando empezamos una relación tras varios fracasos emocionales a nuestras espaldas. Cuesta mucho adivinar hacia donde va a ir la serie con la forma que tienen de evolucionar a base de golpes.

Por sus dos protagonistas

Aunque al principio cueste pillarles el punto, Love es una serie que actua a largo plazo y a la cual acabas pillándole el gusto a lo largo de los episodios así como a sus dos protagonistas. La forma de actuar de Gus pondrá nervioso a más de uno al principio, pero al final terminas adorando su enorme paciencia y dedicación y aunque parezca muy inocente son increíbles sus momentos de integridad y de orgullo que demuestra a veces. Mickey por su parte es puro caos e impulsividad y aunque a veces pueda parecer normal sabes que es una bomba de relojería que puede estallar en cualquier momento y la adorarás por ello. La colisión entre los dos personajes y ver como su relación fluye entre idas y venidas es lo que hace realmente interesante la serie. Ambos personajes son muy bien definidos y fieles a su carácter en todo momento, aunque ello no les impide ir evolucionando.

Resultado de imagen de love netflix

Por sus pequeños detalles

Es curioso, pero Love es el tipo de serie que uno no piensa que realmente deba fijarse en los pequeños detalles, pero realmente están allí y que si no prestas atención te los pierdes. Ejemplos como los mensajes que se escriben los personajes, las cosas que se dicen o no se dicen o como las dicen. La serie está tan bien trabajada como para que todas estas cosas realmente importen. Todos sabemos que en la vida real no es lo mismo escribir un mensaje poniendo un emoji que sin y en Love también lo saben y lo reflejan.

Porque muy posiblemente te verás reflejado

Llevo muchos años viendo películas y series y puedo contar con los dedos de una mano aquellas en las que he llegado a verme reflejado en una relación y Love es sin duda una de ellas. Quizás sea porque en otras comedias tratan las relaciones de forma más exagerada y caricaturesca, pero jamás me sentí identificado en Como conocí a vuestra madre o en Friends. Sin embargo en Love cuando veo a Mickey entrando en conflicto consigo misma por no ser capaz de manejar bien una relación en la que no la tratan como a una mierda, a Gus que a pesar de que la relación no tenga sentido o esté condenada a ir mal lo acepta y sigue adelante, o el simple hecho de que ni los dos protagonistas tengan aún, tras dos temporadas, que tipo de relación tienen o hacia donde están yendo son ejemplos en las que puedo verme a mí o a cualquiera reflejado.

Resultado de imagen de love netflix

Porque en su humor también está la clave

Siempre que recomiendo Love nunca menciono que es una comedia, porque a veces parece que incluso la serie se olvide, pero realmente tiene momentos hilarantes: como la cita entre Gus y la mejor amiga de Mickey o la noche en que todos se reúnen para tomar setas alucinógenas; o simplemente cualquier escena de Gus en su trabajo en el rodaje de “Witchita”.

Alegato final

Love es una serie que sin duda merece una oportunidad, aunque su tipo de humor y su enfoque más realista y menos caricaturesco de las relaciones sentimentales la condenen a pasar desapercibida para la gran mayoría del público. Mickey y Gus acaban enganchando y sus dos temporadas pueden ser vistas en un suspiro.