Bojack Horseman es una serie que habla sobre la parte turbia de Hollywood. Protagonizada por un juguete roto de la industria que intenta volver a la época de cuando era una estrella escribiendo un libro sobre sus memorias, pero que su adicción a las drogas, la bebida y a la mala vida en general le impedirán conseguir. A todo esto, ¿he mencionado ya que el protagonista es un caballo que habla?

Resultado de imagen de bojack horseman

Porque no es lo que parece

A simple vista parece una serie de animación con un dibujo tirando a lo cutre y con muchos chistes de humor negro. Algo así como otro derivado más de “Padre de familia”, pero eso sería quedarse en la base. Bojack Horseman esconde una gran serie que no se limita a hablar sobre el mundo del espectáculo y hacer una crítica de él, sino que habla sobre las personas, las interacciones humanas, el daño que nos hacemos, pero sobretodo habla del egoísmo.

Por su sinceridad

La ficción nos tiene acostumbrados a que las cosas que les suceden a sus personajes tengan sentido y no digo que en Bojack Horseman las cosas no tengan sentido, pero cuando ves a sus personajes tropezar siempre con la misma piedra. Cuando ves que donde deberían triunfar fallan o cuando deberían hacer un acto noble flaquean y hacen algo totalmente mezquino. Te das cuenta que al fin y al cabo describe como somos las personas en realidad. Seres realmente imperfectos que aun queriendo lo mejor para el resto somos incapaces de conseguirlo y es entonces cuando uno se da cuenta de lo sincera que resulta la serie.

 

Por Bojack Horseman

Bojack Horseman es probablemente uno de los personajes más tóxicos que he visto. Es la debilidad humana personificada, no solo es incapaz de escapar de sus vicios sino que arrastra a los seres que tiene cerca a su vorágine autodestructiva, como si fuera un agujero negro. Pero a medida que avanza la serie y ves lo complejo que es te es imposible no cogerle cariño y desearle lo mejor.  Irónicamente el personaje más humano que he visto en una ficción es un caballo.

Porque tiene uno de los mejores capítulos que he visto

El cuarto capítulo de la tercera temporada está considerado como el mejor de la serie. No solamente lo digo yo, sino una gran parte de la gente que ve la serie. Se trata de un capítulo en que básicamente su protagonista no puede hablar ya que está en un festival de cine bajo el mar y se pierde por la ciudad intentando ayudar a encontrar al padre de un bebé caballito de mar. Sé de mucha gente que recomienda este capítulo para iniciar a gente escéptica con la serie, pero yo no. Creo que gran parte de la magia de este capítulo se pierde si no se sabe nada sobre su protagonista y la serie en general, por muy bueno que sea independientemente. Además, la frase que hay al final del capítulo es digna para reflexionar.

Resultado de imagen de bojack horseman

Porque te destrozará el corazón

Es curioso como una serie que se vende como una comedia acabe resultando en muchas ocasiones en un drama tremendo sobre las relaciones humanas, pero es lo que tiene esta serie. Resulta muy agridulce, pero al mismo tiempo se agradece esa visión de la realidad en que las cosas no siempre salen bien. Os destrozará el corazón, pero al fin y al cabo para eso existe la ficción, para hacernos sentir y entretener.

Alegato final

Huid de prejuicios. Sí, es “una serie de dibujos”. Sí, hay animales actuando como personas. Sí, cuesta seguir sus bromas si no estás muy metido en el mundillo de las celebrities y muchas veces no acaban de tener mucha gracia. La serie no está hecha para todos los públicos. Es más, sus rarezas y extravagancias la hacen limitarla solo a aquellos capaz de disfrutarlas o simplemente aceptarlas, pero os aseguro que para aquellos que insistáis y os termine gustando os encontraréis ante una serie que os hará reflexionar sobre vuestra actitud ante la vida.

Actualmente tiene tres temporadas emitidas y se espera que a lo largo de 2017 Netflix estrene la cuarta.