Desde que entrevistamos a Marc Fábregas, han pasado muchas cosas, a la espera del estreno de Colisión que por fin se hace realidad.

El 5 de diciembre, en los Cines Girona de Barcelona, se estrena el segundo largometraje de Marc Fábregas, una película que he tenido el privilegio de verla antes de su estreno.

colision

Rodada en una semana y con un presupuesto que muchos se lo gastan en un corto, nos encontramos con una película muy redonda.

En esas horas que todo se desdibuja y en el amparo de la noche todo se vuelve dolorosamente sensato, nos encontramos dos coches, dos parejas en crisis y ningún elemento aleatorio que nos distraiga de lo que es; Las relaciones de pareja.

La protagonizan Octavi Pujades, Chus Pereiro, Carla Lladó y Carles Suau, la química entre los actores está muy presente, cabe destacar ver a Octavi Pujades haciendo por el momento su mejor papel, acostumbrado a verlo en papeles más de comedia, ha dado un fuerte pisotón para hacerse notar y decir que puede hacer de todo, Chus Pereiro musa de Fábregas (que ya trabajó con ella en Cuinant) como siempre fantástica, con pinceladas de locura; Carla Lladó la que menos conocía, da frescura al film; para terminar con Carles Suau que le toca la peor parte, haciendo un personaje más sensible aunque en algunas ocasiones más infantil, solucionando correctamente su papel. Se nota un gran trabajo de dirección de actores, sobre todo trabajando en espacios tan reducidos como lo es un coche.

Colisión es una road movie, rodada como cine negro, pero que habla de las relaciones de pareja, aunque muchos de los diálogos, tengan mucho ingenio, algún chiste y referencias cinematográficas, no es una comedia romántica, te da una sensación de desapego que te toca, sintiendo como se apagan sus relaciones y que  muchas veces por la propia cobardía humana, las relaciones se acaban.

Hay algún momento que las historias parecen reflejadas en un espejo y se puede hacer algo repetitivo, pero se sostiene perfectamente, sin llegar abusar, teniendo un ritmo más que bueno, para ser un película que pasa dentro de dos coches.

No haré spoilers, pero la película se guarda alguna sorpresa, donde las emociones colisionan y terminando con unos títulos de crédito demenciales, que estos sin dudar te sacan una sonrisa para dejar de pensar en tus propias relaciones y llegar a casa sin ningún tipo de culpa.

Os recomiendo ir a verla, si tiene mucho éxito es posible que se pueda ver en más salas y lugares, tenemos que apoyar este tipo de producciones valientes e independientes, para ver cine español diferente sin Rovira ni Tosar.